En diciembre de 2017 fue concluida la primera etapa de este proyecto en el Laboratorio de Investigación en Mecatrónica Aplicada
Redacción Doctor's Help
Ciudad de México a 28 enero, 2019
Redacción Doctor's Help
Ciudad de México a 28 enero, 2019

Estudiantes y egresados de la Universidad Veracruzana (UV) desarrollaron un prototipo de mano mioeléctrica, un sistema que interpreta señales a partir de la electricidad generada por los músculos del paciente al moverse.

La institución universitaria informó que con este desarrollo, se da continuidad al proyecto inicial de una prótesis mecánica de mano de la Facultad de Ingeniería Mecánica y Eléctrica (FIME), y que el egresado universitario Gustavo Barrios Sierra, retomó para desarrollar un nuevo prototipo.

“Queremos que los pacientes tengan la sensación de que realmente es una parte de ellos, que sea menos invasiva y no se tenga que flexionar todo el brazo para sujetar los objetos”, resaltó el universitario.

En diciembre de 2017 fue concluida la primera etapa de este proyecto en el Laboratorio de Investigación en Mecatrónica Aplicada, por Luis Enrique Escobar Jiménez, creador de una prótesis mecánica de mano que le fue adaptada a Jacob, un menor de siete años de edad.

Gustavo Barrios desarrolló la parte electrónica para semiautomatizar la prótesis y así lograr que pudiera cerrarse la mano sin necesidad de que el paciente contrajera todo el brazo, es decir, que el prototipo funciona por medio de señales mioeléctricas que se leen a partir de la electricidad generada por los músculos al moverse.

El joven universitario detalló que su propósito es que los pacientes tengan la sensación de que la prótesis es lo menos invasiva.

El dispositivo es de gran utilidad porque una vez que se interpreta la señal mioeléctrica, a través de la placa de circuitos denominada arduino, esta se envía a un servomotor junto con una instrucción para que gire determinados grados, jale los tendones y cierre la mano.

A través de la computadora y del programa arduino, se logra percibir la electricidad del movimiento de los músculos.

Barrios indicó que cada pieza fue igualmente replicada en una impresora 3D, como en el anterior proyecto, con el fin de volver a imprimirlas cada vez que se dañen.

Ervin Jesús Álvarez Sánchez, responsable del Laboratorio de Investigación de Mecatrónica Aplicada de la UV y coordinador del proyecto, subrayó que la aspiración futura es generar una prótesis inteligente, de mayor comunicación y control para el paciente.

NOTIMEX