La firma británica confirmó recientemente que ya no usará pieles reales, y eliminará gradualmente dichos productos.
Redacción Doctor's Help
Ciudad de México a 3 octubre, 2018
Redacción Doctor's Help
Ciudad de México a 3 octubre, 2018
El Índice de Sustentabilidad Dow Jones (DJSI por sus siglas en inglés) ha puesto a Burberry en el primer peldaño en la categoría de textiles, prendas de vestir y artículos de lujo del 2018. El puntaje refleja el compromiso de la firma por impulsar un cambio positivo, así como su progreso inicial hacia sus objetivos de responsabilidad hasta 2022, que se lanzaron en 2017.

“El índice es un punto de referencia confiable para los inversionistas que integran consideraciones de sostenibilidad en sus decisiones e inversiones. Es una métrica global significativa, que evalúa factores económicos, ambientales y sociales”, señala la marca.

El año pasado, Burberry presentó su nueva agenda de responsabilidad bajo el tema: «Creando el patrimonio del mañana», centrándose en tres objetivos ambiciosos que cubren toda la huella de sus operaciones:

  1. Inventar nuevos enfoques para revalorizar los residuos, mientras se convierte en carbono neutral en sus propias operaciones.

La firma se asoció por cinco años con la compañía de lujo sostenible Elvis & Kresse para transformar 120 toneladas de desperdicios de cuero en nuevos productos; incluso se encuentra en pláticas con otras asociaciones del Reino Unido e Italia para reciclar textiles.

En 2017 y en lo que va del 2018, la británica generó el 48% de su energía total de fuentes renovables, lo que significó un aumento del 24% respecto del año anterior. Aunado a ello, anunció recientemente que detendrá la práctica de destruir productos no comercializables, un compromiso respaldado por su estrategia comercial para abordar las causas de los residuos.

  1. Asegurarse de que el 100% de los productos de Burberry tienen más de un atributo que genera un cambio positivo.

“Los atributos positivos se relacionan con las mejoras sociales y ambientales logradas en la materia prima o en la etapa de fabricación de nuestra cadena de suministro. Por ejemplo, si el producto está hecho con algodón obtenido a través de Better Cotton Initiative o de cuero de una curtiduría certificada, tiene un atributo positivo”.

A un año de la nueva estrategia, el 14% de los productos de Burberry tienen más de un atributo positivo y el 28% posee solo uno.

El año pasado, la compañía apoyó a su Fundación en el establecimiento del Burberry Material Futures Research Group con el Royal College of Art para inventar nuevos materiales sostenibles y producir una investigación de vanguardia disponible para la industria de la moda en general.

  1. Apoyar a un millón de personas en las comunidades que sustentan los negocios de Burberry y a la industria del lujo en general.

Hasta el momento han impactado a 23 mil personas a través de programas comunitarios globales como la asociación de la Fundación Burberry con Oxfam en Italia, para ayudar a apoyar la cohesión de la comunidad en la Toscana; y su trabajo con Oxfam y PUR Projet en Afganistán para desarrollar un plan más inclusivo y sostenible orientado a la industria del cachemir.

La Fundación también trabaja en estrecha colaboración con Teach First, The Careers & Enterprise Company y MyKindaFuture para apoyar a los jóvenes en comunidades desfavorecidas en Yorkshire y Londres. Hasta la fecha, más de 800 estudiantes han participado a través de talleres escolares y semanas de experiencia laboral, mientras que a  10 mil más se les ha brindado un mejor acceso a empleadores locales y oportunidades de carrera.