Summit 2, smartwatch de la firma suiza, disponible en tiendas desde la segunda mitad de octubre.
Simón Abdul
Ciudad de México a 5 noviembre, 2018
Simón Abdul
Ciudad de México a 5 noviembre, 2018

Tras su primera aparición en 2017, Summit 2 de Montblanc se renueva este año con un aspecto más ligero, por su caja de 42 mm. con una apariencia clásica y vintage, como si diera la sensación de tener una pieza de relojería mecánica en la muñeca.

Fabricado con el propósito de aportar características funcionales para el trabajo, ocio, fitness o viaje, el smartwatch de la firma suiza posee un juego de chips Qualcomm Snapdragon Wear 3100 que promete un mejor desempeño y rendimiento de la batería de hasta una semana.

Versatilidad sin precedentes

«Construido para viajes, fitness o exploración, Summit 2 es un compañero versátil creado para exploradores urbanos, viajeros de negocios e individuos ambiciosos de un buen desempeño que buscan forzar los límites en todo lo que hacen», señala Nicolas Baretzki, CEO de Montblanc.

Aunado a ello, el guardatiempos integra un sistema operativo Wear OS de Google, el cual es compatible con iOS y Android. Al respecto, Baretzki añade que “las personas quieren estar conectadas en todo momento, con fácil acceso a características funcionales y aplicaciones que les permitan estar un paso adelante y ser productivos sin dejar de disfrutar la experiencia de llevar una buen reloj”.

Apariencia clásica

El portador de esta pieza tendrá un producto inspirado en la colección 1858, con diferentes acabados de manufactura como lo son cada una de las cajas hechas de acero negro DLC, acero inoxidable, acero bicolor o de titanio grado 2.

De igual forma, cuenta con múltiples configuraciones para interactuar. ¿Qué tal darle un toque femenino con una variación del Bohème Date o el Bohème Classic? O bien, intercambiar una de las 11 correas disponibles para adaptarlo a la ocasión. Como utilitarios adicionales, cada uno cuenta con una corona giratoria y dos elegantes botones para programar cada movimiento del teléfono.

Pero aún hay más. Sus creadores integraron unas cuantas aplicaciones de valor, por ejemplo: Timeshifter proporciona asesoramiento personalizado para minimizar el jet lag en función del patrón de sueño del viajero; otra de ellas se ocupa de dar recomendaciones de viaje; una más cuenta con un traductor políglota e incluye Google Pay para evitar el uso de efectivo en algún establecimiento.