Porsche amplía la oferta opcional con nuevas características como la pantalla de visualización frontal, el asiento con función de masaje y un parabrisas calefactable.
Simón Abdul
Ciudad de México a 18 septiembre, 2018
Simón Abdul
Ciudad de México a 18 septiembre, 2018

Con la intención de mejorar las prestaciones y la autonomía de Cayenne, Porsche realizó unos ajustes en la nueva versión Cayenne E-Hybrid.

Una de ellas es la combinación del motor de gasolina con seis cilindros en V de 3.0 litros con el motor eléctrico, esta suma mecánica desarrolla una potencia de sistema acumulada de 340 kW, igual a 463 CV.

Inspirado en el superdeportivo 918 Spyder, los nuevos ajustes no solo aportan eficiencia energética, también un impulso adicional que se nota cuando se está al volante. Además el motor eléctrico, que ahora tiene más potencia, posee mayor capacidad en la batería (+30%).

Aunado a ello está el cargador universal Porsche (CA), que alimenta la batería de este híbrido que “recorre sin emisiones locales distancias relevantes para la actividad diaria”, indica la marca alemana.

En cuanto al manejo, integra una transmisión Triptronic S de ocho velocidades, y para tener mayor control en las curvas o durante la lluvia, dispone de una tracción total Hang-on PTM que distribuye la fuerza del motor a las cuatro ruedas.

Al volante, incluye sistemas como la navegación online, el paquete Sport Chrono, el Porsche Active Suspension Management (PASM) que regula de forma continua la dureza de la amortiguación de cada rueda en función del estado del camino, el estilo de conducción y la climatización con el motor parado.