La profundidad como objeto de estudio de la alta relojería, se redefine con cinco propuestas de las firmas más importantes del mundo.
Simón Abdul
Ciudad de México a 16 septiembre, 2018
Simón Abdul
Ciudad de México a 16 septiembre, 2018

Desde la creación del buceo como recurso de exploración militar y actualmente como una alternativa de esparcimiento, el hombre ha roto la barrera de lo imposible con la invención de los relojes que resisten la presión del imponente mar, funcionando de manera confiable, precisa y con un óptimo rendimiento. Es por ello que a continuación describimos cinco piezas clave que las marcas relojeras más importantes presentan este año.

Oyster Perpetual Deepsea

Rolex

Introducido inicialmente como una edición especial en honor a la expedición Deepsea Challenge, patrocinada por Rolex y National Geographic en 2014, el Rolex Oyster Perpetual Deepsea se presenta como un referente relojero para los buzos más exigentes. Este ejemplar, equipado con el calibre 3235, está dotado de una caja de 44 mm de diámetro, con un brazalete más ancho y un cierre de seguridad Oysterlock.

El reloj de la casa suiza es hermético, al grado de llegar los 3,900 metros de profundidad  gracias al sistema patentado Ringlock, integrado por un cristal de zafiro abombado de 5.5 mm de grosor, un anillo de descompresión enriquecido con nitrógeno, y un fondo en acero Oystersteel y titanio grado cinco que le permiten soportar la presión.

Provisto de un disco Cerachrom negro graduado con 60 minutos, el bisel giratorio unidireccional brinda a los buzos profesionales o recreativos la oportunidad de tener una lectura más precisa de su tiempo de inmersión y de descompresión. Además, el calibre 3235 ofrece mayor fiabilidad y practicidad a su portador al integrar una cuerda automática y un escape Chronergy que combina alto rendimiento energético con un óptimo funcionamiento.

Diver Deep Dive

Ulysse Nardin

Concebido por la marca para freaks, esta pieza de Alta Relojería promete convertirse en un hito de la categoría de ‘los de profundidad’ por disponer solo de una serie de 300 exclusivos ejemplares. Es un objeto sometido a las mayores pruebas de presión y, de acuerdo con la firma, resiste 1,000 metros hacia el corazón de Poseidón.

Es incluso tan técnico como estético. Está armado con un calibre UN-320 patentado en casa con una configuración de áncora, un muelle espiral y la rueda de escape en silicio, un protector

Ulysse Nardin Diver Deep Dive

basculante a las dos horas que resguarda la corona; y en adición para las inmersiones profundas de período prolongado o bajo saturación, se ubica una válvula de helio a las 9 h.

Al apreciar la esfera, se dejan ver 15 tiburones martillo en un fondo azul, al igual que en el reverso de la caja de 46 mm que dibuja en relieve un escualo de frente. La correa se ajusta de forma fácil para que, con traje de neopreno o sin él, siempre amolde la muñeca. A las 3 h se localiza el indicador de los días, y entre las 4 h y 5 h está el segundero.

Superocean Heritage II

Superocean Heritage II

Breitling

En la más reciente edición de Basel World, la firma de Grenchen, Suiza, devela la pieza que rinde tributo a 60 años de historia en el buceo, se trata del Superocean Heritage II con tres versiones disponibles en el mercado: B01 Chronograph 44, Chronograph 44 y B20 Automatic 44. Elaborados en oro y acero inoxidable respectivamente, tienen una caja de 44 mm que se distingue en su nombre.

Aunque los tres modelos se sumergen en un rango de 200 metros, equivalentes a 20 bares 

de presión, cuentan con las mismas dimensiones, excepto el B01 Chronograph 44 que está equipado con el Calibre 01, movimiento que demuestra un gran rendimiento y confiabilidad, el cual posee una carga que dura hasta 70 horas y deja apreciar la consola de tiempos a las 3 h, 6 h  y 9 h a través de un cristal de zafiro.

En cambio, el Chronograph 44 tiene integrado el movimiento automático (Calibre 13) que despliega el tablero a las 6 h, 9 h y 12 h en punto, con la ventana de la fecha a las 3 h. Otro aspecto a distinguir es que este incluye una correa de hule y no de acero, como el B01. Por último, la versión automática se presenta también en una caja de 42 milímetros, con correa ajustable, y el día de la semana a las 6 h.

Fifty Fathoms

Fifty Fathoms Bathyscaphe Quantième Annuel

Blancpain

Para rendir homenaje a uno de los tres pilares que hicieron su debut en los años 50, la firma fundada en Berna, al noroeste de Suiza, lanza el modelo Bathyscaphe Quantième Annuel de la línea Fifty Fathoms, con la particularidad de que es el primero de la línea que compone un calendario anual gracias al movimiento del calibre 6054-P con doble barril, que muestra el día de la semana a las 2 h, el día a las 3 h y el mes pasadas las cuatro horas.

Con una caja de 43 mm, una esfera gris meteorito rodeada por un bisel cerámico negro Liquidmetal y un mecanismo que le proporciona un rendimiento de 72 horas, este reloj está diseñado para bajar a 300 metros de profundidad. Se ajusta a la muñeca con una correa de denominada NATO, que es un tipo de tela resistente y cómoda para el uso diario.