La marca solamente produjo 250 botellas únicas y numeradas individualmente.
Redacción Doctor's Help
Ciudad de México a 7 febrero, 2019
Redacción Doctor's Help
Ciudad de México a 7 febrero, 2019

The Macallan presentó una edición limitada de su Single Malt. Se trata del The Macallan 52 años, considerado un whisky inusual y extraordinario. De acuerdo con la destilería, solamente se produjeron 250 botellas únicas numeradas individualmente, disponibles en todo el mundo.

Son 52 años los que este licor se maduró en barricas de roble europeo hecho a mano, un tipo de madera que contribuye al carácter, color natural, aromas distintivos y sabores complejos de la malta.

El resultado es un whisky complejo, que presenta sabores de fruta rica y fondant de chocolate oscuro que se estaciona de forma duradera en el paladar, seguido de toques ahumados combinados con canela y jengibre que engalanan el olfato.

“Después de dejarla madurar durante 52 largos años en un excepcional barril de roble europeo hecho a mano, esta malta única, maravillosamente rara, está llena de ricos sabores picantes y tiene un hermoso color caoba natural rubí”, comentó Sarah Burgess, fabricante del whisky Macallan en comunicado de prensa.

Y agregó que fue “embotellado en un ABV del 48% donde todos los sabores se equilibraron perfectamente. The Macallan, de 52 años de edad, es una excelente adición a nuestra amplia gama de whiskies añejos y es un testimonio de la armonía creada a través del dominio de la madera y el espíritu. Con solo 250 botellas numeradas individualmente disponibles en todo el mundo, este es un lanzamiento altamente limitado y elaborado por expertos, que será deseado por los amantes del whisky y los conocedores del lujo del mundo”.

Presentado en una exclusiva caja de roble macizo, el empaque tiene una cara grabada con incrustaciones y una declaración de los años de añejamiento en oro mate.

Notas de sabor

Color: Caoba rubí.

Nariz: Cereza rica y chocolate oscuro con roble antiguo. Briznas de flor de azahar combinadas con delicados aromas ahumado.

En el paladar: Ricas capas de frutas, fondant de chocolate oscuro, tonos amaderados, canela y jengibre.

Acabado: Final largo con notas de roble dulce, cereza y grosella negra que se suavizan hasta obtener un acabado floral y ligeramente trenzado.