Es progresivo, afecta tanto a órganos como a pulmones o corazón, por ello se busca brindar una buena atención y retardar las complicaciones que se presentan entre los 12 y 15 años
Redacción Doctor's Help
Ciudad de México a 16 septiembre, 2018
Redacción Doctor's Help
Ciudad de México a 16 septiembre, 2018

El Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) informó que los padres de niños de entre 6 y 13 años, deben someter a sus hijos a una revisión para descartar la distrofia muscular de Duchenne, pues esta se presenta en uno de cada 3 mil 300 menores de edad.

El pasado 7 de septiembre, durante la celebración del Día Mundial de la Distrofia Muscular de Duchenne, la neuróloga pediatra Penélope Galván Heredia, perteneciente al Hospital General de Zona número 14 del IMSS en Hermosillo, explicó que la mujer es portadora de este padecimiento, “lo que caracteriza predominantemente a la enfermedad es que las mujeres son las portadoras y son asintomáticas, aunque se ha descrito que un porcentaje de ellas presenta formas moderadas de la enfermedad sin llegar nunca a manifestarla”.

La especialista afirmó que si después del año y medio no se ha visto que un menor tenga un buen desempeño al caminar, debe de ser valorado por un pediatra para ver si se trata únicamente de un retraso psicomotor y puede ser candidato a terapias, o si necesita el apoyo de un subespecialista. También señaló que se cuenta con un Consejo Genético encabezado por un genetista del IMSS, para explicarle a los padres de familia cuál es la posibilidad de heredar esa enfermedad a sus hijos.

Comportamiento desigual

Este padecimiento se presenta entre los 6 y 13 años de edad, y son los padres quienes perciben que el infante tiene dificultades en su desarrollo neurológico, pues se tardó en caminar, le cuesta trabajo subir escaleras o se cae frecuentemente. Otros síntomas son cansancio al caminar y no poder usar una bicicleta, por lo que esta enfermedad se manifiesta alrededor de los 4 años de edad, y la capacidad para caminar se pierde entre los 9 y 13 años.

“Una vez que se establece el diagnóstico, se les habla a los papás del mal pronóstico y se enfoca el tratamiento a la fisioterapia, pues se pretende reducir las contracturas que en algún momento se van a presentar por la falta de movilidad”, anotó Galván Heredia.

Eso incluye la capacidad de rectitud de la columna para mantenerse en su postura, así como las contracturas del tendón de Aquiles.

La especialista en neurología destacó que la enfermedad de Duchenne se caracteriza por apegarse al músculo esquelético, liso y cardiaco; los varones son los más propensos a manifestarla, por lo que pueden recibir un tratamiento de esteroides para mejorar su salud.

El HGZ 14 del IMSS atiende a cinco pacientes con diagnóstico confirmado, tres son hermanos con antecedentes por parte de la madre y dos más son casos aislados, ya que en su familia no hay precedente de esta enfermedad.

NOTIMEX