{«dynamic»:true,»content»:»post_excerpt»,»settings»:{«before»:»»,»after»:»»,»words»:»»,»read_more_label»:»»}}
{«dynamic»:true,»content»:»post_author»,»settings»:{«before»:»»,»after»:»»,»name_format»:»display_name»,»link»:»off»,»link_destination»:»author_archive»}}
{«dynamic»:true,»content»:»post_date»,»settings»:{«before»:»Ciudad de M\u00e9xico a «,»after»:»»,»date_format»:»default»,»custom_date_format»:»»}}
{«dynamic»:true,»content»:»post_author»,»settings»:{«before»:»»,»after»:»»,»name_format»:»display_name»,»link»:»off»,»link_destination»:»author_archive»}}
{«dynamic»:true,»content»:»post_date»,»settings»:{«before»:»Ciudad de M\u00e9xico a «,»after»:»»,»date_format»:»default»,»custom_date_format»:»»}}
dior

Líneas de arquitectura realzadas con charms, en tributo al precioso talismán de buena suerte de Christian Dior, demuestran el espíritu, los códigos y el savoir-couture de la firma.

Impulsada desde 1995, esta joya de artesanía (Dior Lady Art) cuidadosamente concebida, conjunta los materiales más hermosos de la casa con los estándares acostumbrados.  

Este proyecto escribe su historia más allá de los caprichos de la moda y se presta a una reinvención más atrevida, pues para esta tercera edición, y por primera vez después de los deseos de la directora creativa Maria Grazia Chiuri, solamente mujeres de 11 países fueron elegidas para reproducirlo, comprendiendo diferentes generaciones y nacionalidades que incluyen a Colombia, Turquía, Corea del Sur, China, Estados Unidos, Francia y Japón, los cuales imponen los límites de la excelencia más allá de la exigencias de la industria.

Desde tejidos y materiales, hasta el color y las tapas protectoras, cada detalle de este ícono, alma de la marca francesa, ha sido reinterpretado según los deseos, el universo estético y la imaginación de cada artista.