Del 14 al 23 de diciembre, Nina Novak presentará una producción renovada con 70 bailarines en el escenario.

La nueva temporada de “El Cascanueces” en el Auditorio Nacional, a cargo de la Compañía Nacional de Danza, incluye una renovada producción con la escenografía de Sergio Villegas, iluminación de Laura Rode y vestuario diseñado por María y Tolita Figueroa.

Así lo informó el subdirector general de Bellas Artes y Literatura, Roberto Vázquez, quien a nombre del Instituto Nacional de Bellas Artes (INBA), agradeció a los directivos del coloso de Reforma el que por casi 18 años haya acogido a uno de los espectáculos dancísticos con más arraigo en el país.

“La coreografía de Nina Novak se basa en la original de Lev Ivanov, y será llevada a escena por los 70 bailarines de la Compañía Nacional de Danza, así como por alumnos de la Escuela Nacional de Danza Clásica y Contemporánea, y de la Academia de la Danza Mexicana, ambas dependientes del INBA”, detalló Roberto Vázquez.

En rueda de prensa desde el recinto ubicado en la Ciudad de México, destacó que este ballet ha tenido una excelente respuesta. Prueba de ello es que el año pasado reunió a 110 mil espectadores, con lo que rompió récord de asistencia, lo que se atribuyó a la alta calidad del montaje de la legendaria obra.

Además recordó que la música, obra del genio ruso Piotr Ilich Chaikovski, es uno de los elementos más reconocidos del espectáculo monumental, aunado a que muchas piezas que lo integran forman parte de la tradición navideña y remiten a los lugares donde se desarrolla la historia.

De nueva cuenta la música correrá a cargo de la Orquesta del Teatro de Bellas Artes, dirigida por el maestro serbio Srba Dinic, durante las 12 funciones que se presentarán del 14 al 23 de diciembre. Además, es el único lugar de la zona metropolitana donde los músicos tocan en vivo durante toda la producción.

En tanto, el director ejecutivo de la Compañía Nacional de Danza, David Bear, externó que la Compañía cerrará con broche de oro la temporada 2018 con «El Cascanueces», que se estrenó por primera vez en 1980 en el Palacio de Bellas Artes y desde 2001 realiza su temporada anual en el Auditorio Nacional.

“Con esta puesta terminamos las celebraciones de los 200 años del natalicio de (Marius) Petipa. Un dato importante es que la Compañía tiene las tres obras más importantes de Chaikovski: ‘El Cascanueces’, ‘La Bella Durmiente’ y ‘El lago de los cisnes’, lo que la coloca como una de las más importantes del mundo en relación con la obra artística que en ella tiene”, indicó Bear.

Agustina Galizzi, primera bailarina de la Compañía Nacional de Danza, compartió su satisfacción por participar en ese espectáculo que ya es una tradición para el pueblo mexicano, la Compañía y el Auditorio Nacional.

“Ojalá que el éxito que tuvimos en 2017 se incremente este año, creo que es una muy buena oportunidad para acercar a los niños al ballet, pues es una disciplina muy noble, que deja mucha magia y algo en la esencia de los niños”, dijo la bailarina.

Mientras que su compañero, el primer bailarín Erick Rodríguez, convoca no solo a los niños  sino en general a todo el público para que también disfruten de una orquesta en vivo y música bella; además dijo sentirse orgulloso de formar parte de esta puesta una vez más.

A ello se suma el que los personajes de “Clara” y “Fritz” serán interpretados por actores infantiles que participarán en el primer y segundo actos, a fin de que los niños que acudan al espectáculo se identifiquen con ellos.

Por su parte, el director de Operaciones del Auditorio Nacional, Francisco Serrano, aseguró que están muy contentos de continuar con una larga tradición que este año llega a las 180 funciones ininterrumpidas en ese recinto desde el 2001.

NOTIMEX